Archive for the ‘En castellano’ Category

La vida según Gabriel García Márquez

September 25, 2020
https://www.rtve.es/alacarta/videos/personajes-en-el-archivo-de-rtve/vida-segun-gabriel-garcia-marquez/2488243/

Entrevista de Ana Cristina Navarro del programa “La vida según…” Septiembre 1995

Transcripción de la entrevista: [Translation into English coming soon]

Gabriel García Márquez: El novelista puede inventar todo siempre que sea capaz de hacerlo creer. Y yo creo que el gran reto de la novela es que te la crean línea por línea. Pero lo que descubre uno es que ya en América Latina la literatura, la ficción, la novela es más fácil de hacer creer que la realidad. (1:07)

Ana Cristina Navarro, periodista : A usted, ¿qué le gustaría mirar por un agujerito sin ser visto?

GGM: ¿Sabes qué? La vida desde la muerte. Ese sí sería… es un gran sueño poder ver la vida desde la muerte.

P: Usted, que escoge la muerte de sus protagonistas, ¿cómo escogería la suya? ¿Cómo le gustaría morirse?

GGM: No, si a mi me pudieran, si a mi me pusieran a escoger la muerte, no la escogería, me niego… rotundamente. (1:38) Yo la única opción que acepto es la de no morirse. Creo que la única cosa realmente importante que hay es la vida, lo importante es estar vivo. Y creo que la muerte es una trampa, es una traición, que se lo sueltan a uno sin ponerle la condición.

P: Entonces usted, como su amigo Rulfo, (1:57) ¿no escogería a alguien en la tumba de al lado para tener con quien conversar, por ejemplo?

GGM: No, no, no, eso no. Para mí es muy serio el hecho de que esto se acabe y prácticamente sin ninguna participación de uno, sino cuando llega. Creo que es injusto. (2:15)

P: ¿Y qué podemos hacer por evitarlo?

GGM: Escribir mucho.

Gallega es su fascinación por lo sobrenatural y vasca la lealtad incondicional por los amigos. De los andaluces tiene el gusto por la exageración y el adorno en la palabra. Y recuerda a Castilla en esa manera sabia de ver la vida. Pero además, tiene mucho de África y de la melancolía de aquellos esclavos y, como a otros caribeños, le gusta filosofar y ser profeta. Es también fruto de las mujeres enigmáticas del desierto guajiro. Y por si fuera poco, nació en un país donde lo absurdo es cotidiano y además acontece con la misma fuerza todos los días y eso significa ser hijo de Macondo. (3:07)

España supo de él por una novela que vino de Buenos Aires llamada Cien años de soledad. En Colombia, su país, ya era entonces el que mejor bordaba la crónica y el reportaje, y tenía cinco libros editados y algún premio (3:25). Dos años después de la publicación de la historia épica de los Buendía, se convirtió en el autor más vendido en lengua castellana en todo el mundo. Un récord que todavía conserva. Su nombre es Gabriel García Márquez y tiene 67 años. (3:41)

Creo que el gran reto de la novela es que te la crean línea por línea

Gabriel García Márquez

GGM: Nosotros en América Latina, pero particularmente en México y en Colombia, fuimos formados, educados, formados por los refugiados españoles, por los republicanos españoles. Entonces, los niños de esa época éramos republicanos españoles. Y yo, con ese fervor militante de los primeros años del bachillerato y de la universidad, siempre me dije que no iría nunca a España mientras no muriera Franco. (04:24) Pero mientras tanto, era ya completamente republicano español. Conocía muy bien la historia de la Guerra Civil, menos bien la historia de España, pero muy bien la literatura española. Entonces, había una especie de corrientes encontradas dentro de mí que conocían muy bien un país por referencia, conocía su gente, pero no había ido nunca a España. (5:00)

P: Tenía la nostalgia sin haberla vivido.

GGM: Tenía la nostalgia anticipada de España. Además yo recuerdo los campos de Azorín, los campos de Machado, todas esas referencias literarias que después encuentra uno que son reales. Esos escritores hicieron una fotografía de la España de su tiempo que es maravillosa. Yo llegaba después como si hubiera estado siempre ahí. Esos ríos con los chopos en sus orillas. Hasta que llegó un momento en el que me di cuenta. Estuve tres años en Europa, en Italia, en Francia y en Inglaterra y no fui a España. Volé por encima de España las dos veces. Hice una escala de ida en Madrid y podía haberme quedado y no me quedé porque me había hecho esa promesa, que nadie me pidió además, sino que era una cosa que me había nacido a mí del espíritu. Y de pronto caí en la cuenta, (6:10) después de haber escrito Cien años de soledad, de que Franco no se iba a morir nunca y yo no iba a conocer nunca España, entonces sencillamente sin más vueltas me fui. Ahora…

P: ¿Por qué escogió Barcelona y no otra ciudad para vivir?

GGM: ¿Por qué me fui a Barcelona? Porque la persona que más influyó sobre mí era el catalán Ramón Villas, que vivió muchos años en Barranquilla y que es el sabio catalán de Cien años de soledad. Entonces yo había oído hablar tanto de Barcelona, de los cafés de Barcelona, de las librerías, de los teatros de Barcelona, que me fui a ver cómo era eso, y yo llegué a Barcelona como si hubiera vivido ahí mucho tiempo y como si la conociera. Y luego encontré que esas afinidades que tenía yo con mis maestros españoles, con los amigos españoles, con el carnicero español, el pescadero español, el herrero español, el zapatero español, entre los cuales nos criamos, seguían existiendo allá. Y todavía ahora me preguntan “¿qué viene a hacer a España?” y digo yo, como siempre, a pelear con mis amigos españoles porque armamos unas broncas tremendas y unas comilonas tremendas y vive uno en permanente erupción volcánica.(7:29)

¿Qué podemos hacer para evitar (la muerte)? Escribir mucho.

Gabriel García Márquez

 

P: De esa época también era su amigo Vargas Llosa. ¿Esa amistad está rota para siempre? No contesta. Bien. ¿Y usted qué piensa de la polémica que tienen ahora en Cataluña sobre la educación bilingüe, sobre el hecho de que los niños se tengan que educar necesariamente en catalán? ¿Usted tiene una idea formada sobre eso?

GGM: Yo lo que no tengo es mucha información. No tengo mucha información, pero yo creo que la gente más sensata en Cataluña se da cuenta que es una naturalidad histórica lo que hay ahí, que es decir, no tiene mucho sentido hacer la lucha contra el castellano. Yo creo que la verdadera guerra contra el castellano la hace la Academia de la lengua (8:36).

La verdadera guerra contra el castellano la hace la Academia de la lengua.

Gabriel García Márquez

P: ¿O sea que sigue sin reconciliarse con la Academia de la lengua española? ¿Ni siquiera la última edición del diccionario le ha parecido mejor?

GGM: No, porque no es una cuestión de diccionarios, no es una cuestión de cantidad de palabras o de incorporación de términos, sino de criterio. El criterio de que ellos son los depositarios de la pobreza del lenguaje entonces ellos tienen preso el idioma. Es como una policía del idioma que lo tiene preso y no lo deja que fluya y que vaya por la calle y se pervierta, que es lo que es estupendo de los idiomas vivos. En ese sentido, María Moliner fue mucho más lejos que ellos porque María Moliner hizo un diccionario de uso y ahí están las palabras que se usan y cómo se usan. No es el que te digan que es un anglicismo, que esto no se debe usar así y etc. etc. Y eso que las academias, las correspondientes de los distintos países de América Latina, han influído mucho sobre la española. (9:50)

P: ¿Le han obligado a cambiar?

GGM: Bueno no, le han hecho tomar conciencia de que el castellano también son los americanismos.

P: ¿Usted se sentiría más cómodo escribiendo en otra lengua de las que conoce?

GGM: No, yo no puedo concebir una lengua más rica, más maravillosa, más radiante que la lengua castellana, pero escrita con absoluta libertad. (10:20)

P: ¿Usted seguirá escribiendo para la nueva tecnología? ¿No le tiene miedo?

GGM: Bueno, yo escribo en computadora.

P: Lo sé.

GGM: Yo escribo en computadora desde… tengo todo El amor en los tiempos del cólera en computadora A mí no se me haría raro que fuera la primera novela en español que se escribió en computadora. Y yo no sé si es por la edad o si es por la computadora misma, pero lo que yo sé es que desde que empecé a trabajar en computadora mi promedio de libros, que era de unos siete años cada libro, está casi en tres años cada libro. Yo creo que la computadora tiene mucho que ver con eso.

P: Ya veo que usted no le tiene mucho miedo a la tecnología. ¿Hay algún avance de la ciencia reciente que le asuste? (11:07)

GGM: La genética como se está manejando. Ya estamos en condiciones de hacerle centauro. No se ha hecho por razones éticas, pero ya se puede hacer de centauro. Y tengo el temor de que se vaya a entrar en una era de disparate. Lo demás no, lo demás todo está al servicio de la humanidad y la genética. El estudio de la genética es importantísimo, pero la locura, los abusos en que se puede incurrir con la genética es terrible.

P: Por cierto, cuando usted fue al Príncipe de Asturias y cuando se bajó del avión, dijo, con mucho entusiasmo, “por fin llego a Oviedo”. ¿Por qué por fin? ¿Qué era lo que esperaba encontrar en Oviedo? (11:56)

GGM: Yo no hice allá una declaración que era muy sincera y que me hubiera salido del alma porque no supe en ese momento si hubiera sido muy bien interpretado. Pero yo lo que sentí y lo que quise decir era que Oviedo me había parecido como un centro asturiano a lo bestia. Eso lo he dicho con todo el amor, no lo quise decir porque no sé si sería buena interpretación. Es que, entre todo esto que te decía yo de la relación con los españoles en América Latina, hay una cosa que nos marcó desde niños: los centros asturianos en las distintas ciudades.

P: En México, en Venezuela…-

GGM: En México, en Venezuela, pero en México, en la ciudad de México, en Cuba, en Veracruz, por todos lados. Y entonces nosotros, yo tenía una idea de Asturias patria querida, de la fabada, de la música, de la gente, inclusive de las diferencias de acento de Asturias en relación con los otros españoles porque los había conocido en el centro asturiano. Los centros asturianos son de una militancia asturiana en todas partes del mundo que cuando llego me di cuenta que allá eran los mismos.

P: España en este momento pasa por momentos confusos, difíciles, complicados. Especialmente para una persona que es amigo suyo, que es Felipe González. ¿Usted cree que Felipe tendrá un sitio en la historia o que todas estas peripecias por las que está pasando su Administración borrarán la huella de lo que puede haber hecho por España? (13:55)

GGM: Todas esas peripecias han podido suceder por la España que hizo Felipe González. Antes era impensable.

P: A ver, explique eso.

GGM: Antes era impensable que se pudieran hacer tantas acusaciones falsas y auténticas, que pudiera hacerse tanta polémica pública, que se pudiera denigrar o enzarzar en la forma en que se hace ahora. Antes era imposible. Ese espacio de libertad, de libertad de expresión, de toda clase de libertades se debe a Felipe González y a la gente de Felipe. Pero yo creo que así es como eso se va a juzgar. Yo creo que es un momento pasajero, que Felipe prevalecerá, que Felipe triunfará frente a todos sus adversarios, pero que no hay que olvidar que esos adversarios han tenido las posibilidades de hacer todo lo que hacen porque en la España de hoy todas esas cosas son posibles y no lo han sido durante muchos años y siglos en España. Yo creo que la libertad que tiene la España de Felipe González no la ha tenido España en muchos años y en muchos siglos. Así lo veo yo. (15:27)

P: ¿Ya se ha reconciliado con España con el tema de los inmigrantes? En el ‘92 hizo duras declaraciones en ese sentido.

GGM: Sí, es que los latinoamericanos no olvidamos nunca lo que nosotros hicimos con los refugiados españoles. No todo lo que vino fueron los maestros universitarios, los grandes editores, los grandes escritores, los grandes científicos. Vino también mucha morralla. Y se trataba de salvarles la vida, de darles una nueva vida, de darles un nuevo mundo que en alguna época les perteneció y nosotros lo hicimos encantados. Y nos mezclamos con ellos como nos mezclamos después de la venida de Colón y de pronto nos encontramos que España empieza a escoger a cuáles sí y a cuáles no.  Entonces eso duele mucho porque, por supuesto, yo no tengo ninguna queja, yo personalmente llego a España como rey. Me tratan los amigos como rey. Y a muchos que yo conozco, los escritores, pero lo que están haciendo, un crítico, con un criterio de selección, que los que ellos consideran buenos sí, como reyes, y a los otros los tratan en los aeropuertos en una forma como no hemos tratado nosotros jamás a un español. Y creo que no lo haríamos nunca. Es extraño además que lo hagan. En ese sentido esa discriminación continúa.

P: ¿Sigue pensando que mientras más cerca esté de Europa España, más lejos estará de Latinoamérica?

GGM: Ah sí. Cuando todo eso empezó, yo me quejé con Felipe González. Y me dijo, “no te preocupes que yo seré el puente. España será el puente entre la América Latina y Europa”. Pero yo creo que las circunstancias los han llevado a tratar de ser más europeos que latinoamericanos y nosotros estamos aquí esperando un día no muy lejano en que regresen como se sentaban los chinos en la puerta de su casa a esperar que pasara el cadáver del enemigo. Los españoles volverán otra vez porque son cada día menos europeos a pesar de toda la tecnología y las estufas automáticas. En el fondo siguen siendo unos españoles iguales a nosotros.

P: ¿Es verdad que usted detesta a Cristóbal Colón como personaje histórico?

GGM: No, lo que pasa es que era pavoso, como dicen los venezolanos. Llevaba la mala suerte. Su mala suerte la llevaba por todas partes. En Santo Domingo no se puede hablar de él.

P: Sin embargo, su diario a usted le fascina.

GGM: Bueno, pero eso es

P: Su diario de viaje.

GGM: Pero eso no nos afecta gravemente.

P: Mire. Le voy a leer una carta astral que publicó el diario ABC en el año ‘82, después de que le dieron el premio Nobel y usted me va diciendo si coincide o no coincide con el personaje. Por cierto, ¿usted consulta a los astros de vez en cuando?

GGM: No, en absoluto. Pero no los consulto porque creo en eso y no lo quiero saber. No es porque no crea.

P: Ah, ¿en las adivinas?

GGM: No, no, es que precisamente porque creo que hay adivinas…

P: ¿Por miedo?

GGM: Porque creo que hay adivinas, no quiero que me adivinen nada.

P: Ya. Dice es un piscis tres veces acuario y gracias a la influencia de Plutón posee el don de la persuasión. ¿De acuerdo o no?

GGM: Bueno, no sé por qué planetas, pero creo que cuando lo he necesitado lo he tenido, sí.

P: Yo creo que sí. Con un inconsciente influido por Virgo que lo hace analítico, intolerante, perfeccionista y pedante.

GGM: Ah sí, eso todo, es perfecto. Por fortuna.

P: Dice, además, que es un sicólogo nato. Increíblemente intuitivo, que hace pensar que tiene información privilegiada y secreta, y al que irritan las pequeñeces. ¿Usted dictó este horóscopo?

GGM: No, no, no.

P: Parece que sí.

GGM: Ahí lo falso es que me irriten las pequeñeces. Digo, las pequeñeces me irritan si son irritantes, pero hay algunas que no lo son, ni tienen por qué serlo.

P: ¿Usted admite que es vanidoso? (20:14)

GGM: ¿Qué se entiende por vanidoso? A ver, cuando un raquítico se para frente al espejo a hacer así, ese es un vanidoso, pero cuando se para Tarzán, eso no es vanidoso, eso es orgulloso. En ese sentido no soy vanidoso.

P: ¿Es caprichoso, sí?

GGM: Caprichoso yo creo…

P: ¿Le gustan los caprichos?

GGM: Estamos metidos en un problema de definiciones. (20:44)

P: No, no. Es caprichoso un señor que se compra el mismo modelo de botas siempre porque esas son las que le gustan.

GGM: Un caprichoso como su nombre lo indica es una persona que es como una cabra, que empieza a dar de frentazos contra un muro hasta que pasa por ahí. Yo creo que yo me doy con un muro una vez y paso por la puerta. En ese sentido no soy caprichoso. Yo sé exactamente lo que quieren decir, pero no es caprichoso, es otra cosa. Es como, como, ¿cómo qué?

P: ¿Admite que no le gusta que le lleven la contraria?

GGM: A nadie le gusta que le lleven la contraria, pero gracias a los amigos que yo reconozco como amigos y como buenos críticos literarios, que me llevan la contraria leyendo mis originales, gracias a eso yo he podido salvar muchos de mis libros.

P: ¿Todavía comparte literariamente la corrección de sus libros con los amigos?

GGM: Ah, sí, claro. Sí, pero, ¿a quién le gusta que le lleven la contraria?

P: No, a nadie. Pero hay a quien le molesta más que a otros.

GGM: No, a mí no me molesta más que a otros. He aprendido mucho de los que me llevan la contraria.

P: ¿Consiguen perturbarlo las críticas de los críticos literarios, los comentarios?

GGM: Bueno, ya no porque no los leo. Pero aprendí una cosa importante: cualquier crítica desfavorable, cualquier reproche, inclusive cualquier insulto, duele mucho, pero uno aprende que al día siguiente duele menos, al tercer día menos y al cuarto día ya no se acuerda. (22:22)

P: Por ejemplo Bloom, que es un pope de la crítica literaria, acaba de publicar los mejores escritores del siglo y usted no está en la lista. ¿A usted eso le molesta?

GGM: Hasta el punto que no sabía que no estaba.

P: ¿Qué es lo que consigue alborotarle la úlcera, por ejemplo? ¿Qué lo saca de sus casillas?

GGM: Tener que hacer algo que no me gusta. Las contrariedades. Tener que hacer algo que no me gusta. Tener que hacer entrevistas, por ejemplo, es lo que más me alborota la úlcera. (23:02)

[Pausa de un minuto]

La verdad es que no jugó mucho a bolita de trapo como los futbolistas pobres del Caribe y apenas sí le dio tiempo a practicar el béisbol, ese deporte de los niños de las costas americanas. Gabriel no tuvo un juego infantil favorito que repitiera una y otra vez porque, para olvidar los cuentos de muertos que le contaban las tías, en cuanto aprendió a leer no hizo otra cosa que devorar los libros que le prestaba el abuelo.

P: Uno tiene la impresión de que usted fue el niño más solitario del mundo. ¿Eso es verdad o ya es novela? (25:03)

GGM: Yo creo que todos los niños son los niños más solitarios del mundo. Digamos que lo que pasa es que yo, probablemente, he logrado transmitirlo a través de mis libros, pero ahora tengo el nieto que tiene siete años. Yo me quedo viéndolo y sé lo que está pensando porque tengo la impresión de que está padeciendo la misma soledad que padecía yo y está pensando las mismas cosas. Curioso que no me sucedió con los hijos.

P: ¿Usted cuál cree que es la inquisición hoy en día?

GGM: La inquisición sigue exactamente igual en todo momento. Empieza por la casa. La inquisición son los papás. La inquisición son los maestros. La inquisición es el poder político, el poder económico. Todos los refinamientos que tú quieras pero la inquisición continúa, seguimos viviendo en alguna manera en unos medios represivos que corresponden a la inquisición de hoy.

P: A ver, la inquisición son los papás. ¿Usted alguna vez se ha sentido inquisidor de sus propios hijos?

GGM: Siempre tuve la preocupación de no ser inquisidor con mis propios hijos y nunca he podido saber si lo fui o si no lo fui porque desarrollamos una relación tan cordial, de tanta comprensión que yo tengo la impresión de que no lo fui, pero es muy probable que lo haya sido precisamente por la negativa. En el deseo de no interferir probablemente estaba modificándolos, influyéndolos y probablemente afectándolos. Eso nunca se sabrá.

P: ¿Usted padeció en su infancia alguno de esos elementos inquisitoriales? ¿Usted tuvo también su propia inquisición de niño? (27:10)

GGM: Sí, claro, y a eso debo, por fortuna, el haber sido escritor.

P: ¿Por qué? Cuénteme.

GGM: A mí me manejaron a base de miedo. Era una casa grande, en Aracataca, una casa muy grande, muy llena de mujeres. Yo recuerdo en esa casa muchas mujeres y un solo hombre, que era el abuelo. Pero, para que yo me portara bien, sobre todo de noche,  me metían unos miedos terribles: no te muevas porque de ese cuarto sale un muerto , no te muevas porque ahí murió fulano de tal, no te muevas porque ahí sale el diablo. Los santos, que tenían santos de bulto, de tamaño casi natural como el de las iglesias, con las veladoras esas que los hacen fantasmales en las noches. Me amenazaban con los castigos de los santos, (28:04) yo pasaba noches tremendas.

P: ¿Y el abuelo era el que lo salvaba de la hoguera siempre?

GGM: El abuelo, yo tenía la impresión de que me salvaba de la hoguera, pero ahora me doy cuenta que el abuelo era el más inquisitoriado de todos porque él no se daba cuenta hasta qué punto él mismo era un instrumento de todas las mujeres que vivían en esa casa. (28:26)

P: ¿Qué era lo que tenía tan fuerte ese abuelo para usted?

GGM: Que me hacía caso. Yo tenía la impresión de que con las mujeres existía un juego, que a lo mejor ha durado toda la vida, que es el juego de la seducción. Ahora me doy cuenta que probablemente éramos cómplices, y no me había dado cuenta, cómplices contra las mujeres, solo que ahora yo me siento más cómplice de las mujeres que de los hombres. Cambié de bando.

P: Todo lo que sabe de su vocación precoz de escritor, García Márquez lo ha escrito en un libro que aún no conocemos. Un manual para ser niño son sus reflexiones de trabajo con un grupo de expertos sobre la reforma de la educación en Colombia, un folleto que enseña a los niños a defender sus aptitudes frente a los adultos para que les dejen ser lo que siempre quisieron ser.

GGM: Caí en la cuenta de algo que no había caído nunca: que yo, toda mi formación, todo mis estudios, se basó en las triquiñuelas, en las trampas que tuve que hacer yo siempre para ser escritor en una sociedad donde no estaba previsto que una persona no tuviera una de las profesiones liberales conocidas y apareciera de pronto con que quería ser escritor. Los padres cuando ven a los niños dibujando o ven que tocan instrumentos se ponen felices y los ayudan hasta el día en que el niño crece y dice “bueno, yo lo que quiero ser es ser músico o pintor”. Ahí se asustan y tratan de convencerlo a toda costa de que tenga una profesión seria y además (30:20) pues que después con lo que pueda obtener con esa profesión seria, seguir con lo que podía parecer más bien su hobby, su afición secundaria. Es decir, yo pienso que si una persona durante toda la vida hace solamente lo que le gusta hacer y tiene todas las condiciones para hacerlo bien, ese es el secreto de la felicidad y de la longevidad.

Pienso que si una persona durante toda la vida hace solamente lo que le gusta hacer y tiene todas las condiciones para hacerlo bien, ese es el secreto de la felicidad y de la longevidad.

Gabriel García Márquez

P: ¿Qué sintió usted, qué experimentó siendo tan niño, el primer día que vio a su madre?

GGM: Lo que más recuerdo es el perfume.

P: ¿A qué olía? (31:06)

GGM: Es un perfume que probablemente si lo siento ahora lo reconozco. Era un perfume que, a ver, nosotros vivíamos en Aracataca. Mi madre se había ido con su marido, mi padre, a Barranquilla y yo la memoria más antigua que tengo en relación con ella es que me decían que tu mamá vive en Barranquilla y tu papá vive en Barranquilla, no había fotos, no había nada de eso y yo tenía la imagen, una imagen de ella que…

P: ¿Qué le explicaban? ¿Por qué vivían en otra parte?

GGM: No, eso no… A los niños no se les explican esas cosas. Era yo muy niño, de todas maneras, cuando se fueron a Barranquilla y de pronto empecé a oír “que viene tu mamá, que viene tu mamá, que va a venir tu mamá”. Yo no me imaginaba cómo podía ser aquello ni tengo idea qué edad podía tener, pero recuerdo que yo venía de una casa con un gran corredor y un patio bien profundo y yo venía y me dijeron ya llegó tu mamá y entonces mira está ahí. Y yo entré y estaban en la sala sentados alrededor, con las sillas pegadas en la pared, muchas mujeres, y yo la vi y la reconocí enseguida. Estaba vestida como los personajes de las películas de esos años, de los años finales de los veinte, principio de los treinta, con el sombrero de campana. Recuerdo exactamente su traje de seda con bordados, color beige, el sombrero de pajilla del mismo color, (32:55) y entonces ella me dijo “Ay”, me abrazó y yo sentí el olor. Siempre que la evoqué era por el perfume. Inclusive con ella hemos estado escarbando después qué perfume podía ser. Ella habla de algo como Coty, pero para mí lo interesante es eso y sobre todo porque el sentido del olfato para mí es el más evocador y el que más fácilmente lo traslada a uno a episodios remotos y le permite revivirlos completos con una sola ráfaga. (33:42)

P: ¿Y esa ausencia de la madre en todos esos años del comienzo es lo que hace que usted diga que tiene con ella una relación seria y sin sentimentalismos?

GGM: No, lo que pasa es una cosa, que vivimos muy poco tiempo juntos. A ver, en ese momento estaba en Barranquilla, luego, cuando murió el abuelo y murió la abuela, fui a vivir con ellos, pero yo recuerdo, ellos volvieron a vivir en Aracataca y vivían en una casa distinta, pero yo vivía donde los abuelos y no me llevaban a dormir a casa mis padres sino cuando me iban a dar purgante.

P: ¿Por qué?

GGM: Porque uno era niño le daban purgante y donde tenían las técnicas del purgante era en casa, porque ya habían nacido… allá nació un hermano cada año. Nosotros somos 15. Entonces saca la cuenta, cada año nacía uno y en este momento debía haber 4 ó 5,  ya no había mucho tiempo de ocuparse de cada uno y cuando decidían además dar un purgante, daban un purgante colectivo. (35:00)

P: Todos.

GGM: Entonces a mí me toca… a mí que no me iban a buscar para las fiestas… yo añoraba estar con los hermanos de noche, después de que se acostaban tirarse almohadas y todo aquello, yo no… yo vivía en el cuarto de los santos.

P: ¿Y los hermanos en la otra casa?

GGM: Y los hermanos en la otra casa. Entonces cuando a mí me llevaban a dormir allá, yo iba contento porque iba con los hermanos, pero sabía que daban purgante, un aceite de ricino, tenían la costumbre de darlo en leche y uno notaba los grandes posos de aceite. Bueno, como sería que nos daban como premio una moneda de 50 centavos, y yo durante muchos años me acordaba de esas monedas y me daba la náusea, la naúsea del purgante. Entonces, como ves, eran muy pocas las oportunidades que tenía para hablar con mi mamá que siempre estaba criando y estaba en cinta. La relación se volvió no como un extraño pero si era una relación que no tenía recuerdos.

P: Tienes tus sueños de Cartagena, ¿usted ha podido recomponer un poco esa relación?

GGM: No, pero si nunca estuvo descompuesta, es una relación distinta de otra. Es una relación con la madre y con el padre que es así. (36:19)

P: Después de haber repartido la vida entre muchos hogares y muchos paisajes ha vuelto a Colombia. Los dos hijos y los dos nietos se han quedado en otras tierras. Está en Cartagena, la ciudad de los aristócratas del Caribe que siguen rumiando la nostalgia de cuando dejó de mandar el rey de España y se quedaron ellos. En Cartagena, Gabo parece acostumbrado ya a los guardaespaldas y se ha hecho construir una casa insólita en la que seguir inventando cuentos a ritmo de boleros y vallenatos. Para vigilar el Caribe desde el solar donde estuvieron enterrados los obispos y la clarisas de Del amor y otros demonios y al lado del colegio donde estudia la protagonista de El amor en los tiempos del cólera. El escritor ha decidido vivir rodeado de los personajes de sus últimos libros y con ellos pasea por estas calles como si nada. (37:17)

GGM: Aquella iglesia es la iglesia Santo Toribio. Ahí tocaba el violín Florentino Ariza. Fermina vivía ahí. Salía por ahí y se iba hasta el… primero pasaba por el convento de Santa Clara, ¿tú conociste el convento de Santa Clara?

P: Sí, claro.

GGM: El convento de Sierva María

P: De Sierva María de Todos los Santos.

GGM: A la izquierda llegaba al colegio de La Presentación, que era donde estudiaba. Florentino la seguía desde acá y el domingo él tocaba el violín ahí, en el coro.

P: En esa iglesia.

GGM: Y era como esas niñitas que van ahí. Era exacta como esas niñitas, con el mismo uniforme.

P: Eso es ponerle poesía a la realidad.

GGM: Eso es ponerle música a la realidad. En Del amor y otros demonios, por ejemplo, el episodio de la cessatio a divinis, o sea, la guerra larga y dura, entre el obispo y las Clarisas, es histórico, solo que 100 años antes. (38:24)

P: Sin embargo las Clarisas sacaron un boletín de prensa cuando usted publicó su libro desmintiendo que ellas estuvieran peleadas con el obispo y que debajo del convento hubiera túneles.

GGM: En Del amor  otros demonios, el tema principal es ese ocultamiento y esa mistificación de la realidad que todavía subsiste en muchas comunidades religiosas y laicas. Entonces, a mí no se me hace raro que una comunidad que todavía tiene raíces en esa época piense que negando va a negarse la historia y es natural que sea así, pero ese episodio es histórico, perfectamente documentado y alrededor de él hice yo todo lo demás. (39:14)

P: Y por fin en sus memorias, Mercedes, su esposa, ¿tendrá un lugar protagónico que hasta ahora no hemos visto en sus libros?

GGM: Yo no sé si llegaré hasta ahí porque no es un libro cronológico y en ese caso tendría que escribir el capítulo de Mercedes o el capítulo de nuestras relaciones privadas y ella, tanto ella como yo, somos muy púdicos en eso. Eso es una cosa así, que no se debe tocar. Entonces no estoy muy seguro de que ella la aceptaría y además Mercedes ha quedado regada en todos mis libros, pedazos por todos lados, personajes completos que se ven, en Cien años de soledad inclusive con su propio nombre. Esas memorias no es que estén crudas pero las tengo abandonadas porque decidí escribirlas entre dos libros y ahora resulta que no estoy dejando espacio entre dos porque salgo de uno y enseguida para el otro. (40:39)

P: Dígame una cosa de Mercedes, aparte de lo hermosa que era porque era una mujer muy bella…

GGM: Lo es.

P: Evidentemente, sí. ¿Qué fue lo que le fascinó de ella desde el principio? Porque usted, que se sepa…-

GGM: Que no me hacía caso, que me hacía tan poco caso como el que me hace ahora y como el que me ha hecho siempre.

P: Pero muchos años, sin embargo…

GGM: No, no, es que no me hacía caso y todavía no me hace caso. Eso le gusta mucho a los hombres, que no les hagan caso.

P: Desde que él le propuso matrimonio a los 13años, Mercedes está a su lado marcando el norte y apoyando sus proyectos por absurdos que parezcan. Mientras ella brilla con luz propia, él utiliza la forma para mediar en todo tipo de causas, algunas fracasadas, como el intento de parar la guerra entre el cártel de Medellín y el Estado colombiano. García Márquez acaba de terminar un gran reportaje sobre esos años duros de la violencia de la droga en Colombia. (41:36)

¿Usted reconoce signos evidentes de que el narcotráfico ha pasado por aquí, quiero decir, ha dejado huellas ya imborrables en esta sociedad?

GGM: Oh, sí, ha dejado. Hay ya unas desgarraduras, unos desgarramientos culturales muy importantes, entre ellos el del dinero fácil. El dinero fácil, que yo creo es de las cosas más graves, la concepción del dinero fácil, para qué trabajar tanto si haciendo la mulita por una vez ya tienes para el resto de la vida. Eso es gravísimo porque ya eso ha contaminado todo el país. La corrupción es inmensa, es enorme y la tentación de la corrupción está por todas partes. Esas son las consecuencias graves, son culturales, ya están metidas en el espíritu de Colombia. Son muy graves pero es como si estuviéramos viviendo una peste. Yo creo que se va a resolver de la manera más sencilla: un día pasará de moda. Pero mientras tanto los daños que habrá hecho y las muertes que habrá dejado son enormes. Pero un día pasará de moda.

P: ¿Usted cree en la legalización internacional de la droga como solución? (42:47)

GGM: Los periodistas norteamericanos saben todo lo que saben del narcotráfico en Colombia, que es mucho, lo saben porque los periodistas colombianos lo han investigado, lo han destapado y muchos de ellos han sacrificado su vida por esas publicaciones. En cambio nosotros no sabemos nada de cómo es el narcotráfico dentro de los Estados Unidos porque los periodistas norteamericanos hacen como si ese narcotráfico no existiera. Si en los Estados Unidos se abastecen 30 millones de drogadictos diariamente sin ningún incidente, sin ningún problema, como si fuera repartir la leche, el pan, el periódico… si se pueden abastecer sin incidentes, eso quiere decir que hay unas mafias mucho más poderosas que las de Colombia y una corrupción de las autoridades mucho más importante que la de Colombia. El problema es que el narcotráfico, la droga, como problema, se le salió de las manos a la humanidad. No quiere eso decir que nos vamos a descorazonar y no vamos a seguir luchando, pero no vamos a partir de la base de que se puede acabar con el problema de la droga con fumigaciones de glifosato y con certificaciones de congresos cuando es un problema que el mundo entero está sufriendo y no puede resolver. Es como las pestes medievales, que se acabaron cuando se acabaron. De ahí a decir lo que yo vengo pensando desde hace mucho tiempo y he dicho, que lo único que nos salve de esto es la legalización, la despenalización de la droga, pero hay que tener cuidado con la implicaciones eso no quiere decir que lo vamos a hacer en Colombia y no lo van a hacer en el Perú y no lo van a hacer en… no. Eso solo es posible cuando sea un acuerdo global, total del mundo entero y sin excepciones porque cuando queda una excepción, eso fracasa. Y es muy difícil que eso se logre porque los intereses que están comprometidos en el inmenso negocio de la droga son tan grandes y tan altos que muy difícilmente se va a llegar al acuerdo global (45:18)

P: Usted firmó el otro día un documento dando a entender que la guerrilla colombiana ya no tiene sentido, ya no tiene razón de ser. ¿Usted cree que en Chiapas ese movimiento tiene razón de ser? ¿Cómo ve lo que está pasando en México usted que es casi mexicano?

GGM: Precisamente porque soy un extranjero casi mexicano no comento en la política mexicana.

P: Bien. Usted ha estado cerca de mucha gente en el poder, tiene y ha tenido amigos en el poder. Yo pienso que quizá Torrijos fue la persona más cercana a usted, a lo mejor me equivoco. ¿Usted alguna vez vio llorar a Torrijos? ¿Vio la tristeza del poderoso, el dolor?

GGM: No, yo lo vi llorar pero de alegría. Cuando se pusieron de acuerdo para el Tratado del Canal. Estaba con él porque a mi me habían llamado antes, que él se había encerrado en Farallón, que era una base militar panameña. Me llamaron y me dijeron: “el general tiene como una semana de estar encerrado”. Tenía un teléfono directo que bastaba descolgarlo y se comunicaba, estaba en comunicación directa con la embajada de Panamá en Washington. Estaban discutiéndose los últimos minutos, los últimos puntos para el Tratado y él estaba encerrado esperando pero no podía dormir, no podía comer, no podía hacer nada de la tensión en que estaba y tenían el temor los amigos de él y mío que le pudiera dar un infarto. Entonces me llamaron y me fui allá y me encerré con él. Estábamos prácticamente solos y estuvimos solos casi una semana. Nos tomamos todo el whisky del mundo y a veces champaña con hielo, que es una cosa(47:23) que ya sé que se hace en el Caribe, es un poco bárbaro, pero es cultural, es así, y de pronto en el momento en que llegó la noticia que ya, se puso a llorar como un niño. Una maravilla, una maravilla asistir a eso.

P: ¿Y qué decía? ¿Qué frase recuerda?

GGM: No, no, si no podía nada. No había nada que decir. Es que era muy grave porque si ese Tratado no se hubiera acordado, hubieran podido suceder cosas históricamente muy graves. Torrijos estaba dispuesto a destruir el canal.

P: ¿Usted piensa que ese Tratado tiene marcha atrás? Porque hay quién intenta no cumplirlo en el año 2000.

GGM: Todo lo que quieran, pero América Latina no permitirá jamás que ese Tratado no se cumpla. Esa América Latina, que apenas si protestó con la invasión de Panamá, no permitiría que ese Tratado no se cumpla porque ese es un tratado que es en territorio panameño, pero es de toda la América Latina.

P: ¿Usted es capaz de decirle todo lo que piensa a Fidel?

GGM: Se lo digo generalmente, lo que pasa es que a veces no lo cree.

P: ¿Pero es usted de verdad el que le dice las verdades?

GGM: No, yo creo que él tiene muchos amigos. Si alguien le ha dicho verdades delante de mí a Fidel Castro es Felipe y tiene una muy buena relación, pero ellos tienen un trato distinto del que tengo yo con ambos. Ellos se tratan como españoles. Y tienen las mismas…

P: Como gallegos.

GGM: Como gallegos según el lenguaje cubano, como gallegos. Las cosas que le ha dicho Felipe [inaudible] son muy admirables y muy admirable cómo lo oye Fidel.

P: ¿Usted piensa que está cercano el desbloqueo, digamos, de los cubanos?

GGM: Yo no creo que esté cercano y además ahora con el triunfo de los republicanos es bastante difícil que se dé el desbloqueo, pero creo que van a ir llegando acuerdos parciales que al fin y al cabo conviertan el bloqueo en una cosa más o menos formal. Yo creo que eso podría ser. Es que el mundo está cambiando (49:51) y los Estados Unidos no pueden no cambiar también.

P: ¿Y los  ligeros síntomas de apertura que estamos viendo en el cine, en la vida cotidiana?

GGM: En Cuba… Lo que pasa es que en Europa tienen la costumbre de considerar que la apertura es solamente en cuanto a libertad de expresión y libertades democráticas y bla bla bla. Consideran, como los Estados Unidos además, que la democracia se define por una elección. Si hay elección, no importa lo que sean capaces de hacer y las arbitrariedades y las injusticias que se cometan (50:17) porque es un gobierno basado en elecciones. Pero Cuba está muy lejos de ser la que era hace cinco años. Los progresos que se han hecho en Cuba son inmensos, no son pequeñas aperturas, son grandes aperturas. Pero eso no lo cuentan. Lo que están esperando es que Fidel haga elecciones porque lo que quieren es que Fidel se caiga y piensan que si hace elecciones se va a caer y no se va a caer. Quieren hacer con Fidel lo que hicieron con los sandinistas, o no con los sandinistas, con Nicaragua. Dijeron hagan elecciones libres y les vamos a ayudar en esto y en esto y en esto. Las hicieron. Si las hubieran ganado los sandinistas, hubieran dicho con seguridad que habían sido amañadas, que había fraude, y no las hubieran reconocido. Como perdieron los sandinistas, las reconocieron y no le han dado a Nicaragua ni un centavo de lo que habían prometido y mira la situación en la que está Nicaragua. ¿Cómo quieren que con ese precedente, Fidel vaya a creerles lo que le prometen? No cree en nada. Están haciendo los cubanos lo que creen que deben hacer y afortunadamente Europa y prácticamente toda la América Latina lo están reconociendo y están ayudando muchísimo. Y los Estados Unidos lo que están es perdiendo el tren, y ese tren se va y ellos no van a quedar ni en el vagón de cola.

Las cosas que le ha dicho Felipe (González) son muy admirables y muy admirable cómo lo oye Fidel (Castro).

Gabriel García Márquez

P: ¿Y cuál es ese momento histórico de los que ha vivido que más le ha interesado, el que más lo ha marcado?

GGM: Todavía es secreto. No lo será dentro de algún tiempo, pero todavía es secreto.

P: Cuando le acababan de dar el Nobel, usted me dijo que se lo daría a Rulfo o a Greene. ¿Hoy a quién se lo daría?

GGM: Hoy en español se lo daría a Carlos Fuentes. A ver, se lo daría a Milan Kundera. No, pues te voy a hacer una lista de amigos por orden alfabético.

P: ¿Usted alguna vez vio a Hemingway?

GGM: Sí, claro. Lo vi una sola vez paseándose por el barrio Saint Michel. Sí, lo reconocí desde la otra acera. Iba con Mary que era mucho más bajita de lo que yo me imaginaba, muy rubia. Yo había escrito ya La Hojarasca y pensé bueno, yo paso al otro lado, él seguramente habla español porque vivió mucho en España y fue corresponsal de guerra durante la Guerra Civil, yo paso para allá y algún cuento le echo y a lo mejor me invita a tomar un café. Pero si no, por qué hacer el lagarto, el entrometido. Fue una cosa fugaz y dije no, no tengo nada que hacer, y entonces hice lo único que se me ocurrió y grité “¡Adiós, maestro!”. Y él desde el otro, miró así y [inaudible] “¡Adiós, amigo!” y se fue y nunca más en la vida lo vi. (54:00)

P: Hay un encuentro suyo que me llama la atención. Estuvo muchas horas con Kurosawa, el director de cine japonés. ¿Qué quería Kurosawa de usted?

GGM: Yo tuve la enorme suerte de que Kurosawa estaba esperando un ciclón que se estaba demorando. Él estaba filmando una película y tenía todas las posibilidades de hacer el final de esa película con un ciclón ficticio, un ciclón de utilería. Y lo tenía perfecto, pero él insistía en que debería de ser el ciclón número 32 creo que era, porque allá no tienen nombres  sino número. Él sabía que venía el ciclón número 32, calculó que en el ciclón número 32 podía terminar la película y el ciclón número 32 empezó a demorarse. Yo había recibido mensajes de Kurosawa de que él quería hacer El otoño del patriarca. (54:57) Entonces yo le mandé a decir que yo encantado, que nadie podía hacerlo mejor que él. Él tuvo un largo silencio y de pronto recibí un mensaje que decía: “Ya estoy muy viejo y muy enfermizo para meterme en los problemas del Caribe”. Entonces yo me di cuenta que le habían explicado mal las cosas y cuando fui allá le dije que quería hablar con él y él apareció en mi hotel y dijo “podemos conversar hasta que llegue el ciclón”.

P: ¿Cómo fue su primer encuentro con los reyes de España?

GGM: Fui solo, no fue Mercedes, a la Zarzuela. Estaban el rey y la reina. La aproximación a cada uno de ellos es completamente distinta con uno que con otro. La reina evidentemente estaba muy interesada en los temas literarios, quería hablar de ellos, hablé de ellos. Y el rey es bastante más suelto. Inclusive hubo un momento que me dijo. “no, aquí la que lee novelas es la reina, yo ando en otros problemas”. Y me llamó mucho la atención. Tuve la suerte  de que hubo un episodio de la vida familiar en un lugar donde a pesar de que no había protocolo se suponía que no iba a ocurrir. Fue en determinado momento, el príncipe, el hoy príncipe de Asturias, abrió de pronto la puerta sudando, venía de jugar fútbol o algo así, y entonces la reina en inglés le dijo. “te he dicho que no entres sin tocar”. Y el rey, muy de amigote así, dijo: “Oh, no, pero si yo lo he autorizado a que entre así”. “No, no debe entrar sin tocar. Sal, toca.” Tocó, el niño tocó, entonces entró y fue una experiencia que a mí me interesó muchísimo.

P: ¿Eres más amigo de los hombres o de las mujeres?

GGM: De las mujeres.

P: ¿Por qué?

GGM: Porque me entiendo mucho mejor, sobre todo trabajo mucho mejor  con ellas. En los talleres que hago, siempre con las mujeres me entiendo mucho mejor.

P: ¿Y cómo te has divertido más, estando cerca del poder o atacándolo?

GGM: No, estando cerca del poder. Hombre, por supuesto. La fuente de vida, de información, de inspiración del poder, es infinita, es que es una situación totalmente mágica y yo me pregunto si alguna vez ha sido real. El poder yo creo que es lo más irreal que existe.

P: ¿Y usted no tiene miedo de ser malinterpretado por querer estar siempre cerca del poder?

GGM: Yo no es que quiero… [balbucea]

P: Pero le fascina…

GGM: Yo no es que quiero estar siempre cerca del poder. Es el poder el que siempre quiere estar cerca de mí. No es que los presidentes me busquen, no. Lo que quiero decir es que esa materia, esa materia literaria que es el poder, siempre me sale al encuentro, tal vez yo lo identifico mucho mejor que otras personas porque además tú hablas del poder pues estás pensando en presidentes…

P: Sí

GGM: El poder está en todas partes, (54:48) acá, acá… en todos los niveles…

P: Yo pienso en los poderosos a todos los niveles

GGM: En todos los niveles está el poder.

P: El poder era Pablo Escobar, el poder era la guerrilla, el poder…

GGM: El poder era Pablo Neruda también. No, en todos los niveles está el poder, lo que pasa es que tengo un olfato para identificarlo y si tú te pones a pensar, yo no he escrito una línea que no sea sobre el poder y sobre todo sobre el más poderoso, importante, grande y eterno de todos los poderes que es el amor.

No he escrito una línea que no sea sobre el poder y sobre todo sobre el más poderoso, importante, grande y eterno de todos los poderes que es el amor.

Gabriel García Márquez

 

Cocodrilo en Chicago

June 16, 2020

En Valladolid no han encontrado nada, pero el año pasado en Chicago el hallazgo de un cocodrilo fue una noticia que hipnotizó a la ciudad. 

Foto del caimán en la laguna de Humboldt. Fuente: Block Club Chicago

Todo ocurrió en julio 2019 en la playa y parque Humboldt cuando los vecinos pudieron  confirmar la presencia de un cocodrylus que nadaba en la laguna como pedro por su casa. En seguida el tema se convirtió en un entusiasmo total en los medios sociales y en noticia nacional.

Rápidamente el parque playa se llenó de curiosos, cámaras de televisión y hasta hubo concierto de salsa. Una revista digital local organizó un concurso para darle un apodo al famoso reptil. Un artista chicagoense hispano le compuso una canción a Tito, el cocodrilo, y no faltó la venta de camisetas, merchandising y hasta se hicieron tatuajes del aligátor.

Pero ante tanta gente,  Chance the Snapper, el apodo que se le dio al famoso caimán en inglés, algo así como “El Oportunista Mordedor”, se escondió del susto. Ni las autorides ni la asociación de herpetología de Chicago pudieron localizarlo durante varios días y el ayuntamiento tuvo que contratar a un experto de San Agustín, la Florida, Alligator Robb, que después de vaciar el parque de gente para que se calmara el espécimen, logró atraparlo en 36 horas. 

Aquí vemos al cocodrilo Tito vestido con una pajarita a cuadros durante la rueda de prensa después de su captura el 16 de julio 2019.  Medía un metro y medio aproximadamente. Fuente: Blockclubchicago.org

Alligator Robb se convirtió automáticamente en una celebridad. Ese año abrió la llave de la céntrica fuente Buckingham en su apertura anual, fue invitado a tirar el primer lanzamiento en un partido de béisbol del equipo local Cubs contra los Cincinnati Reds y fue invitado de honor en una gala benéfica.  

Se piensa que una cervecería local inventó el nombre de Chance the Snapper, llamando al reptil como el muy querido superestrella cantante de rap chicagoense, ganador de un Grammy, Chance the Rapper, que rima con Snapper en inglés. Otro apodo considerado fue “Croc Obama” pues el ex presidente fue político y residente de Chicago por muchos años.

Expertos determinaron que Chance the Snapper posiblemente había sido una mascota ilegal que fue soltada en la laguna. Aunque Chicago es una zona de origen pantanal, muy verde y con numerosos ríos y lagos, que puede favorecer la vida de grandes reptiles en el verano, sus inviernos son demasiados fríos para su supervivencia. La confiscación de mascotas ilegales de parte de las autoridades no es nada fuera de lo común en esta ciudad. 

Alligator Robb Green Tie Ball

Alligator Robb. En el 2019 en Chicago, durante las fiestas de Halloween, varios niños estrenaron el disfraz de Tito, el cocodrilo. Fuente: blockclubchicago.com

El famos aligátor de Chicago, Tito, acabó en un parque de caimanes en San Agustín. 

Copyright © 2020 Jorge Luis Carbajosa

Fuentes:

https://blockclubchicago.org/

https://www.chicagotribune.com/

https://www.youtube.com

https://www.nbcchicago.com

https://www.nytimes.com

http://www.washingtonpost.com 

El ciclismo urbano en Dinamarca

June 15, 2020

In English. Em português.

Con una de las mejores infraestructuras ciclistas del mundo integrada al sistema público de autobuses y trenes, las bicicletas son un importante medio de transporte en este pequeño país escandinavo. Desde el 2015, el portal Copenhagenize Index ha clasificado a Copenhague, de ser la ciudad más accesible del mundo para el ciclismo urbano. Las únicas ciudades hispanas que figuran en la lista de 2019 son Bogotá, en el puesto número 12 y Barcelona en el 13. Si le gusta pedalear, Dinamarca es el país modelo.

C806073-1-e1572955554794
Una ciclovía danesa típica.  Fuente: supercykelstier.dk

Los daneses y las bicicletas

Copenhague, la capital de Dinamarca está localizada en la isla de Selandia. Tiene una población de 633.000 habitantes (2017), unas 675.000 bicicletas y 120.000 coches. El 62% de sus habitantes pedalean para ir al trabajo o a la escuela, sólo 4 de cada 10 son dueños de un automóvil, y 9 de cada 10 tienen una bicicleta. De hecho, desde el 2016, hay más tráfico ciclista que de automóvil, pues el 52% de los hogares no tienen coche. Los daneses  pedalean un promedio de 3 km diarios en Copenhague; 2,4 km diarios en Aarhus, la segunda ciudad más grande del país; y 2,6 km diarios en Odense, la tercera mayor. El 75% del tráfico ciclista continúa durante los fríos inviernos daneses y la venta anual de bicicletas en Copenhague es de entre 4.000 a 5.000.

Dinamarca ha sido un país ciclista por más de 100 años. En las décadas de los 20 y 30, usar la bici se convirtió en un símbolo de igualdad y libertad. En el comienzo de los años setenta, cuando la tierra de Christian Andersen y todos los demás países del mundo hacían inversiones fuertes en automóviles e infraestructura automotora, las cosas cambiaron a causa de la crisis petrolera, y los habitantes de Copenhague exigieron que su wonderful Copenhagen, (ciudad maravillosa) como dice la famosa canción en inglés, fuera una ciudad sin coches.

Dame-med-longjohn (1)
26% de los habitantes de Copenhague con dos hijos son dueños de una bici baúl. Fuente: supercykelstier.dk

Los niños daneses empiezan a andar en bicicleta antes de los seis años ya que desde muy tierna edad se los ve con frecuencia en las bicicletas de sus padres que pueden ser adaptadas con diferentes accesorios para transportar a uno o más niños a la vez. Los daneses, de hecho, inventaron la bicicleta con baúl frontal vista aquí y en la foto de abajo, utilizadas tanto para el transporte de niños como de materiales. En las escuelas danesas los niños aprenden la cultura del ciclismo y las normas de seguridad como parte del currículo escolar. 49% de todos los jóvenes entre los 11 y 15 años van en bicicleta a la escuela.

Light-8-2000x1203
La bici baúl fue inventada en Dinamarca. Hay de diversos tamaños. Fuente: christianiabikes.com

La infraestructura ciclista danesa

El éxito del ciclismo urbano se debe, entre otros factores, a la existencia de ciclovías a las que los automóviles no pueden acceder. La capital danesa tiene cerca de 400 km de estas ciclovías exclusivas para bicicletas que suelen estar entre las aceras y las carreteras.

Geográficamente, Dinamarca es una península al norte de Alemania, compuesta por Jutland y la isla Selandia entre otras. Es un país rico y moderno de 43,1 mil kilómetros cuadrados y con 12.000 km de ciclovías. Desde el 2017 los daneses han construído 13 puentes para bicicletas, y 3 más están en camino. El recién estrenado puente Dybbølsbro tiene carriles de 5,5 metros de ancho en cada sentido, y recibe más de 22.000 ciclistas diarios. Además actualmente hay centenares de kilométros que se están construyendo de “superciclovías” que conectan Copenhague con sus ciudades satélites.

cykelslangeexit
Típico puente para ciclistas en Dinamarca Credit: supercykelstier.dk

El tranporte público y la red de ciclovías funcionan juntas para el bien del ciclista. Los trenes urbanos no sólo permiten a los pasajeros traer sus bicicletas a todas horas del día, sino que además tienen un vagón adicional exclusivo para bicicletas. 20% de los ciclistas daneses usan la bici para ir al tren y el 5% desde la estación a su destino. En Copenhague estas cifras son del 30% y 10% respectivamente.

C840658 (1)
Ciclovías junto a los ferrocarriles. Fuente: supercykelstier.dk

La salud y el medioambiente

El ciclismo reduce los problemas de salud, la ausencia laboral y ahorra dinero al contribuyente. Varios estudios daneses demuestran que por cada kilómetro pedaleado, se ahorra un euro en beneficios para su sístema público de salud. Además los ciclistas de Copenhague solicitan 1.1 millón de días menos de baja médica que los que no pedalean, generando 215 millones de euros anualmente en la economía. Por cada 1200 km pedaleados, se reduce un día de ausencia por enfermedad. Por añadidura, esta actividad es una maravillosa oportunidadd para disfrutar del aire libre diariamiente reduciendo así el estrés al tiempo de renovar la mente.

Los beneficios para el medio ambiente del ciclismo urbano resultan evidentes. Reduce las emisiones de carbono, contaminación, ruidos y congestión. Utiliza el espacio público más eficazmente, crea una vida urbana próspera y convierte las ciudades en más habitables. En la región de Copenhague, la bicicleta supone un ahorro anual de 500 toneladas de CO2 y sus residentes producen 92% menos emisiones cuando dejan de usar automóviles y cambian a bicicletas. Los daneses consideran al ciclismo como el presente y el futuro de la movilidad dentro de los lineamientos de lo que podemos considerar hoy una ciudad inteligente. También es una manera económica de desplazarse.

bikesintrain_s
Vagón para bicicletas en un tren municipal danés. Fuente: supercykelstier.dk

Tecnología danesa

Para poder aumentar el ciclismo urbano los daneses siempre están buscando maneras para mejorarlo. La tecnología onda verde, por ejemplo, existente en Dinamarca desde hace décadas para automóviles, consiste en luces LED adaptadas para las ciclovías. Al encenderse estas luces, se le indica al ciclista que a 20 km por hora podrá llegar al próximo semáforo en verde. También en muchas ciclovías existen sensores que dejan el semáforo en verde más tiempo para los ciclistas cuando llueve. Las investigaciones y pruebas para mejorar la seguridad del ciclista son constantes, por ejemplo en ciertos cruces hay luces que avisan a camioneros de la presencia de ciclistas cuando van a girar a la derecha.

Las ciclovías poseen una variedad de dispositivos al servicio de esta actividad que promueven una mayor comodidad al usuario: Estaciones de servicio, monitores con todo tipo de información real time, como el clima, número de ciclistas, etc; bombas de aire, apoyo para los pies y hasta contenedores de basura posicionados de manera adecuada a la necesidades del ciclista.

C841311-1
Apoyo para los pies del ciclista en Dinamarca. Fuente: supercykelstier.dk

Las super-ciclovías danesas 

Las “superciclovías” danesas, así bautizadas por la Secretaría de las Superciclovías de ese país, conectan Copenhague con sus ciudades satélites. El objetivo es aumentar los trayectos de larga distancia en bicicleta, haciéndolos competitivos en relación al uso del tren y autobús. Esto reduce las emisiones de carbono al mismo tiempo que mejora la salud de los ciclistas. Otros países europeos también están construyendo esta nueva categoría de vías públicas para bicicletas.

C850362
La superciclovía C-82 tiene 7,3 km de extensión en una de las ciudades periféricas de Copenhague. Fuente: supercykelstier.dk

En el 2009, Copenhague y la mayoría de sus ciudades satélites iniciaron un proyecto conjunto para construir un total de 750 kilómetros de superciclovías para el 2045. Ya se han construído ocho, pasando de 12 km en el 2012 a 167 km en el 2019.

Construídas con la meta de que la región de Copenhague siga siendo clasificada como la región más acogedora del mundo para el ciclismo, las superciclovías son una perfecta inversión para el medioambiente y la economía. Varios estudios daneses han probado cómo con sólo remplazar el 1% de los desplazamientos automobílisticos en la isla con bicicletas, se ahorran 23.000 toneladas de CO2. El tráfico ciclista en las superciclovías ha aumentado además un 23% desde el 2012 al haber incorporado un 14% de usuarios que anteriormente se desplazaban en automóvil. El mayor número de ciclistas registrados (en una ciclovía) en un sólo día alcanza a los 29.000 con una media de trayecto de 11 km/día por ciclista. Si nadie montara en bicicleta en la región, habría un aumento del 30% de tráfico automotriz.

El presupuesto asignado para las superciclovías hasta el 2045 rondará los €295 millones para el 2045. Este proyecto prevé un superávit socio-económico de €765 millones, de los cuales unos €590 millones consistirían en beneficios para la salud. También se reducirían en 40.000 las ausencias por enfermedad.

Un estudio realizado por danskindustri.dk halló que un 10% de aumento del ciclismo anual reduciría los días de baja médica en 267.000, disminuiría la congestión de autos un 6% y ahorraría €141,2 millones en salud pública.

Conozca a ciclistas daneses

Según un estudio hecho por supercykelstier.dk , la danesa Mette, de 49 años, que usó una bicicleta eléctrica por un mes, observó una reducción de 5 años en su edad corporal pedaleando cerca de 27 km/día. También vio su IMC (Índice de Masa Corporal) bajar de 24,4 a 23,4 en un solo mes.

C842253-Kopi
Típica madre danesa con sus hijos. Fuente: supercykelstier.dk 

Fiona Weiss, una danesa que anda en bicicleta desde hace 50 años, prefiere pedalear durante los veranos. En sus propias palabras “andar en bicicleta transmite energía de la buena, me facilita el descubrir lugares que no vería si estuviese en el tren, y además me ayuda a mantener mis piernas esbeltas”.

Bettina Fürstenberg, una danesa de 52 años pedaleaba un promedio de 15 km diarios hasta que tuvo un accidente grave a los treinta años. Actualmente es dueña de tres bicicletas, una de ellas eléctrica. Según ella “pedalear es la forma más rápida de desplazarse en Copenhague sin contaminar el aire”. Cree que todavía se necesitan “ciclovías mejores y más amplias con normas más rígidas para ciclistas”, como “límites de velocidad”. Aunque no se ha recuperado del todo del accidente, sigue montando en bicicleta “para cualquier tipo de actividad, como ir al trabajo, ir al cine, a los parques, de compras, etc”.

IMG-5776 (1)
Exterior de un edificio común en Copenhague. Photo by Jorge Carbajosa

El Know-How danés

La embajada de ciclismo en Dinamarca es una entidad local que promueve el ciclismo urbano en el mundo entero. Ofrece un paseo de realidad virtual en bicicleta por Copenhague, un curso de ciclismo urbano de dos días en Dinamarca y prepara informes anuales. Los daneses tienen numerosos portales en inglés que promocionan el ciclismo urbano y su país. Muchos han sido usados para este artículo y figuran abajo.

IMG-5670 resized 3
Zona de estacionamiento para bicicletas en la estación central de Copenhague. Foto: Jorge Carbajosa

La lengua danesa

El danés es un idioma de origen germánico y se habla en Dinamarca, las Islas Feroe y por una minoría en Groenlandia. El danés es comprensible tanto para noruegos como suecos ya que todas estas lenguas descienden del Nórdico Antiguo. La gran mayoría de daneses hablan inglés pues es un idioma de la misma familia.

Copyright © 2020 Jorge Luis Carbajosa

Quisiera dar las gracias a la profesora Josefina de Abad por la revisión de este texto que ha sido traducido y redactado por el autor de su original en inglés. También quiero dedicar el artículo a todos mis amigos y especialmente a Jorge Balderas e Ignacio Durán, ciclistas internacionales.

Fuentes:

http://www.cycling-embassy.dk/

https://supercykelstier.dk/english/

https://cyclingsolutions.info/

https://copenhagenizeindex.eu/

https://denmark.dk/people-and-culture/biking

https://www.danskindustri.dk/english

http://www.m-w.com

http://www.bing.com

http://www.google.com

https://www.etymonline.com/

McKay’s Modern Danish – English Dictionary by Hermann Vinterberg, David McKay Company, Inc.

An Introduction to Old Norse, E.V. Gordon, Oxford 1990

http://www.rae.es

https://www.collinsdictionary.com

http://www.lexico.com

Domingo de Ramos 1940 Sevilla

April 10, 2020

Correo electrónico del 4 de abril de 2004 de mi padre, Ramón Carbajosa Segura:

Queridos hijos,

Hace 64 años la Policía de Franco se llevó a mi padre y lo mantuvo en la cárcel hasta 6 meses después. Fue antes de la comida. De nada valió que mi madre llorara y suplicara y que todos nosotros, Pepe, Eduardo, Alicia y yo) hiciéramos lo mismo. Desde la terraza, donde vivíamos hacinados, vimos cómo lo metían un coche y se lo llevaban. Mi madre estuvo toda la tarde llorando, esperando su vuelta pues los policías le habían asegurado que sólo era una cuestión de una o dos horas….A las 11 de la noche de ese mismo día tuvo un aborto de un niño de 8 meses y yo con 9 años tuve que hacerme cargo de buscar un taxista, un médico, corriendo y llorando por las calles de Sevilla porque mi madre se desangraba.

I will never forget it, I will never forgive it.

All of you know the story but it is a question of showing the flag every year as a matter of principle.

Lea este artículo en inglés aquí.

Copyright © 2020 Jorge Luis Carbajosa

Franco Hitler

Hitler y Franco

Nuevo Alfabeto del Castellano

January 30, 2019

Ya que el castellano es hablado y escrito en unos viente países del mundo y ya que a millones de personas les cuesta mucho deletrearlo, y ya que el castellano es un idioma práctico que pretende escribirse como se pronuncia, y ya que tiene pocas incongruencias en comparación con otros idiomas como el inglés, propongo lo siguiente:

1. Crear una nueva letra del castellano que remplace la siguiente pronunciación del castellano peninsular: ZA CE CI ZO ZU, o sea, fonéticamente la “θ” pero que sea una letra que permita pronunciarse también SA SE SI SO SU. O sea, esta letra se usaría cuando la persona dude si la palabra se escribe con “z, c” o “s”. Por ejemplo la palabra “cielo” se pronuncia “sielo” en la mayoría de países hispanohablantes. Inclusive así se pronuncia en zonas de España también. Entonces propongo una nueva letra del alfabeto que permite al lector saber que se puede pronunciar de las dos y hasta de varias formas según la región del mundo, y que permite al escritor escribirla sin tener que estar buscando como se escribe.

El problema sería y qué pasa con las palabras que se escriben con “s” y todo el mundo las pronuncia con “s” por ejemplo “sapo, sal” etc. Pues propongo que sea una letra flexible y que se permita remplazar completamente a la “s” también. O sea, el propósito aquí es ayudar al pueblo escribir para que no se estén preocupando de la ortografía. Quizás podríamos usar la zedilla para representar este sonido de la zeta o de la ese, pues también en tantos países, como ya he explicado, no es una ese del todo y tampoco una zeta del todo. O sea, “Cielo” se podría escribir “Çielo”. “Zapato” podría ser “Çapato” y palabras como “Samuel” o “Sicólogo” se aceptaría también “Çamuel” y “Çícologo”. También podríamos usar una letra completamente nueva por ejemplo šapato, šielo, šierra. La letra griega ς puede ser una buena alternativa también. El fallo aquí es que a veces se podrá ver el nivel educativo del escritor pues talvez él o ella sólo usase esta nueva letra para todas las eses. Pero la meta es dar al escritor una flexibilidad de poder escribir bien sin tener muchos estudios, no estar juzgando al escritor.

2. La “v” y la “b”. Otra incongruencia del castellano. “Vaca” sabemos se pronuncia “baca” en muchísimos países hispanohablantes pero la escribimos con uve. Y se podría decir que la “uve” ya no existe en algunos países, y cuánto tiempo perdemos con el “oiga ,¿se escribe con b de burro o v de vaca? Propongo pues, crear una nueva letra que remplace completamente a la V y la B para así de esta forma nunca más tener que preocuparse de este tema. Por ejemplo “vaca” se podría escribir “Þaca, þalencia” etc. Otra posibilidad “βalencia, βurro, βien.”

3. La “J” y la “G” Aquí está el problema de, por ejemplo, la palabra “jorge” que se escribe con dos letras diferentes la misma pronunciación. ¿Por qué no podría ser “Jorje”? Quizás la solución más fácil es permitir que si la palabra suena como una “je” que se escriba con “j” y con “g”. O sea, “Jorge” se aceptaría que se escribiere “Jorje” y “geografía=jeografía”. Aquí no habría que inventar una letra nueva, simplemente aceptar que la palabra se escriba con la “j” también y no considerla incorrecta.

4. La “ll” y la “y” en este caso también habría que inventar una nueva letra que sustituyera a estas dos, o tres letras, según se vea. O sea “lluvia” pasaría a “Ψuvia” y “Ψendo, Ψevar, Ψo, Ψorar” etc. Entiendo, por supuesto, que esta letra se pronuncia de diferentes maneras en ciertos países hispanohablantes. O sea, la palabra “lluvia” no se pronuncia igual en Argentina, España o Cuba. Esta nueva letra “Ψ” permitiría al lector saberlo y al escritor no tener que preocuparse de que si se escribe con “ll” o con “y”.

Bueno, pues con esta propuesta que supongo ya la habrán hecho muchas personas, les dejo. Le invito a que me digan su opinión y que comenten.

Copyright © 2019 Jorge Luis Carbajosa

 

φ ý þ Ý Þ ς Ψ

Protected: La derecha española y los que se beneficiaron de la vida con Franco

September 22, 2018

This content is password protected. To view it please enter your password below:

Brindis en una boda en Galicia, por Ramón Carbajosa

November 2, 2017

En primer lugar, quiero decir que soy partidario, partidaria de la igualdad o igualdado de sexos y sexas, cosa o coso que debe reflejarse en la lengua española o en el lenguo español .

Así pues, unas breves y brevas palabros y palabras. Queridos y queridas miembros y miembras de la familia y familio Carbajosa y Carbajoso, Carballo y Carballa, estamos de enhorabuena y enhorabueno por la boda y bodo de Mercedes y Victor o de Victor y Mercedes que tanto importa, importo tanta.

Quiero felicitar a Mercedes por entrar en el club o cluba de los maridos y maridas y a Victor por entrar en el círculo o círcula de los cónyuges o cónyugas. Y como aquí hay ropa y ropo tendida o tendido, termino esta coña marinera o coño marinero pidiéndoos que levantéis una copa o copo por la felicidad o felicidado de Mercedes y Víctor.

Copyright © 2017 Jorge Luis Carbajosa

Chateo con un franquista

March 30, 2016

En un grupo de Whatsapp, de compañeros ex-universitarios de una universidad estadounidense, ya todos cuarentones y en diferentes lugares de  América y España, después de ver un vídeo de cómo una persona, al salir de Venezuela por la frontera con Colombia, insulta a un soldado venezolano,  criticando el régimen militar chavista, hago la siguiente reflexión:

Yo: Así era también con Franco. Cuando la gente salía de España la gente cantaba de alegría, y si tenían que volver, volvían encabronados.

Cuando murió mi abuelo en Madrid en el 67, mis padres vivían en NY. Mi padre fue a Madrid al entierro. Mis tíos me han contado varias veces que cuando llegó mi padre, lo primero que dijo al ver su progenitor sin vida fue “qué hayas muerto tú antes que Franco ”

Y uno de mis compañeros andaluces, de los que mi padre llamaba “señoritos” me contesta:

Jorge. Esa es tu opinion y la respeto. Pero hay muchos españoles que no opinamos lo mismo. Y eso que a mi no me gustan las dictaduras de ningun signo-

Y no sé de donde sacas tu la similitud de la España de Franco con la de Venezuela de Maduro.

Si hubo con Franco algo fue seguridad y orden. Y como dice un refrán español” Lo que se puede demostrar no se discute”.

Y te vuelvo a repetir que no soy partidario de dictaduras. Pero hay que ser objetivos.

Y quillo olvidate de Franco que murio hace 30 años

Yo: Tienes razón.  No se puede comparar la España de Franco con Venezuela. Franco mató y desapareció a decenas de miles o cientos de miles. Torturó a miles, y encarceló a miles y miles, incluyendo a mi abuelo, al que cuando le dejaron salir de la cárcel, no le permitieron trabajar durante 12 años, por rojo, y no lo era. ¡No me jodas!

Jorge tambien los republicanos mataron a mi abuelo en Puente Genil y mataron a muchos españoles. A muchos abuelos y padres de amigos míos. A miles.

Yo: OK y ¿cómo eso justifica a Franco?

Eso fue una guerra civil entre españoles. Y no me jodas tú.

Yo: Lo que he dicho es cierto. La gente se iba de España, cantando de alegría. No es una opinión. Mucha gente odiaba a Franco.  Y todavía lo odian. Y España para ellos, era una mierda. Y es la verdad. Y los rojos matarían a muchos, pero no quita que Franco fue un cerdo sanguinario, violador de los derechos humanos, y asesino. Y para muchos España sigue siendo una mierda. Vete a Barcelona con la bandera española, o al País Vasco, y ponte hablar de Franco y de mi “opinión”. A ver qué te dicen. Y es la verdad.Y nunca he dicho que los rojos fueran santos.
Esa es tu opinión, que yo respeto, pero que no comparto en absoluto, y espero que tambien la respetes. Por que creo que tu crees en la libertad de expresión y opinión ¿no?
Y por cierto te mandare el vídeo del recibimiento a Franco en Bilbao en el 50. Y también en Barcelona. A lo mejor te sorprende.

Yo: A sí, pues adelante, ponle una banderas facha a tu moto, y date un paseíto por Bilbao. Ya me contarás. Y si sales vivo pásate por Barcelona.

Y no es una opinión. La gente, cientos de miles, se dice millones, se fueron de España, porque odiaban a Franco. Es cierto. Es la verdad. Está muy bien documentado.

Perdona, la bandera española , que tú le llamas facha, es la que aprobaron en 1975 todos los partido politicos incluyendo el Partido comunista cuando se redactó la constitucion. Y negar esa bandera es negarse a si mismo.

Y un consejo de amigo que te aprecia Jorge. Debes de dejar el resentimiento y odio que desprendes por que sino no vas a descansar nunca macho. Y la vida es muy corta para estar tan resentido

Y yo no se tú. Pero esa es mi bandera mientras así lo determine la constitución que todos los españoles aprobamos.

Yo: Pues no es a lo que me refiero pero sea como sea, las banderas de España no son bien recibidas en esas zonas.

Y me voy a dormir que too late.
Yo: Ok yo sólo he expresado verdades.  Mi opinión aparte.
Bueno digamos que tu has expresados TUS verdades y yo las mias.
Yo: No compa. No son mis verdades. Sleep on it my friend.

Y después me pongo a pensar que con gente así en España, gente que no quiere reconocer el pasado, no me sorprende que haya tantos independentistas. Quién quiere vivir en esa España del pasado, de la mentira e ignorancia.

 

Copyright © 2016 Jorge Luis Carbajosa

 

El Café Ibérico en Chicago

April 10, 2015

Cuando vine a vivir a Chicago en 1994 mi primer trabajo fue en un restaurante español que se llama Café Ibérico. Tendría yo unos 27 años, y  pensé que sería la manera más fácil de conseguir un empleo, mientras procuraba encontrar algo fijo en el campo de periodisimo. Tuve la suerte que al llegar el primer día a ese restaurante conocí al dueño, un gallego que se llama José Lagoa,

café ibérico

Café Ibérico triunfo de España Mundial 2010

e inmendiatamente me ofreció ser su gerente auxilliar. El puesto no era difícil y por las tardes, quedándome las mañanas libres. Sólo tenía que sentar a la gente, observar las mesas, asegurarme que los comensales estaban contentos y cuando se llenaba mucho, ayudar  llevando platos a la mesa. Además comía gratis dos veces al día, a las quince horas cuando llegaba, y por la noche, antes de cerrar.

Al final resultó ser uno de los más divertidos y mejores trabajos que he tenido en mi vida. La mayoría de empleados éramos jóvenes y aunque todos buscábamos algo que pensábamos iba a ser mejor, habíamos creado un ambiente muy alegre y asistíamos a numerosas fiestas juntos y pasábamos muy buenos ratos de juerga. También se conocía a gente muy interesante pues era un restaurante muy de moda al que acudía toda la élite hispana de Chicago y gente anglosajona de todos los niveles. España se ponía de moda, era la época cuando la canción Macarena había empezado a oírse en la península y pronto llegaría a los EE.UU. Este restaurante de inmigrantes gallegos posiblemente habia sido el primero en introducir las tapas al mercado estadounidese y causaron sensación. Los clientes piden varias tapas que son de tamaño muy generoso y se acaban gastando lo mismo que en un restaurante caro pero se van felices pues la música y el ambiente hacen que todo valga la pena.

Ese año también pude vivir cosas de las que nunca me olvidaré. Entre otras el Mundial del 94 se celebró en los EE.UU: España jugaba contra Bolivia en Chicago y tuvimos la presencia de muchísima gente famosa que se había venido a apoyar nuestra selección, entre ellos, el famoso Manolo, el del bombo. Tuve la oportunidad de hablar con él bastante pues a veces me tocaba echar una mano en la barra, donde solía sentarse. Años después pasé un verano estudiando en Valencia y me hice fotos con él en su bar. No se acordaba de mi, cosa normal, pues ha conocido a tanta gente.

Manolo del Bombo 2005 verano

Manolo el del Bombo Valencia 2005

Ese mundial hubieron días que el restaurante y bar estaban tan abarrotados que no se podía ni entrar. El techo en aquel entonces tenía una estructura de madera con centenares de botellas de vino. Una vez vimos como una persona se colgaba del techo mientras flotaba en ese mar de gente, sin tocar el suelo. Otra vez vi a una periodista mexicana vomitar sobre la barra, pero con tanto gentío nadie se dio cuenta, solamente la persona que la acompañaba, otra periodista, que se moría de la vergüenza. Pero el mozo del bar lo limpió rápidamente  y desapareció toda prueba de ese exceso de alcohol y la juerga siguió como si nada. Me acuerdo también que un camarero y una chica un día se metieron en el servicio del bar juntos, que en aquella época era de una sola persona. La buena música que ponía el dueño disimuló bien los gemidos.

Al contrario de los restaurantes americanos en el Café Ibérico los meseros no te limpian la mesa cada dos por tres. El dueño se asegura que sus camareros no acosen a los comensales. Y esa es una de las razones por las que este auténtico restaurante español es el mejor de Chicago, no sólo por los buenos precios y calidad de la comida, pero porque uno puede comer tranquilo sin preocuparse de la hora o de tener que abandonar la mesa para que coman otros.

Copyright © 2017 Jorge Luis Carbajosa

 

 

 

Conversación con un catalán en Chicago

June 11, 2014

No me opongo a la independencia catalana, ni a la de ningún pueblo, pero aquí un punto de vista alentador, de una persona catalana que conozco en los EE.UU. que me recuerda que lo más importante en el mundo es la solidaridad y la unión entre pueblos. No nos debemos olvidar nunca que todos somos hermanos. Esta conversación ocurrió por correo electrónico:

[YO]: Jordi, me alegró hablar contigo ayer y me gustaron tus ideas. Fastidia mucho el nacionalismo, sea el catalán o el español. Me alegra hablar siempre con gente con sentido común […]

[JORDI:] La idea de que se tiene en Catalunya del resto de Espanya es tan simple como los americanos pensándose que vamos corriendo con toros detrás por la calle o que nos tiramos tomates en las plazas. Y lo mismo ocurre al revés. Diálogo de sordos sin llegar a la esencia del conflicto. Y de mientras los politicos robando a mansalva. La Generalitat es una organización criminal, como lo fue siempre. El problema es que ya no hay marcha atrás. Hasta tres generaciones educadas con prejuicios, exageraciones y hasta falsedades históricas.

La causa de todo esto es una conciencia de pertenencia a una comunidad espanyola, de una manera normal como el resto de países del mundo. Mezlcar lengua y política es muy dañino. El catalán es tan español como el castellano y hasta hace poco era el único “issue”, ahora es mucho más complicado.La verdad es que el dialogo de sordos contribuye a penurias como que sea imposible comprar un billete de metro en las máquinas en castellano (sí en inglés y si en catalán). Y penurias como pensar que el catalán no es una cosa natural, sino un consecuencia del escoger otra lengua para joder a los fachas, que en Madrid todos lo son (vaya gilipollez). Y así nos va.

Recuerda de que yo soy ex-izquierdista y ex-independentista. Yo creía en una organización llamada CIEMEN, que tienen su propio mapa de Europa. Cuando fui a la mili (Andalucia, Cadiz y Madrid-Cuartel General de la Armada) conocí que todo lo que me habían dicho durante anyos, no tenida NADA que ver con la realidad. Y qué arte, y qué comida, y qué historia y qué gentes y qué vinos. Y los paisajes. Y las ciudades… Se te pasan los prejuicios, créeme. Y en toda la mili NADIE me llamo JORGE, siempre me llamaron Jordi, pues lo tenia legalizado. Y jamás me hicieron sentir discriminado.

Yo soy catalán 100 por cien. Siempre hablamos catalán en casa. Fui bautizado como Jordi en Catalán y en el registro civil me pusieron Jorge. A los 16 anyos, con la constitución, me lo cambié a Jordi, que era el nombre que mis padres escogieron. Y con eso no hubo capitán ni almirante que tuviera ningún problema. Y yo siempre estuve en capitanías y en estado mayor.

A veces los catalanes que no son catalanes 100 por 100 quieren ser más papistas que el papa y demostrarse que son muy catalanes. Artur Mas fue Arturo hasta hace 5 anyos. No se lo cambió hasta hace 5 anyos. Y en su casa sólo se hablaba castellano (porque es más fino). Y así veríamos, veríamos…. lo que pone en el carnet de identidad de más de uno. Si es que no tenemos remedio.
Por lo que hace a la guerra civil, hay mucho que hablar. Pues no fue una contienda entre fascismo y comunismo solamente. Al principio fue una reacción de orden contra caos. Hay mucha manipulación y muchas mentiras. Yo antes era comunista e independentista y me dediqué a estudiar otras interpretaciones históricas. En la historia hay que saberlo todo para acercarse a la realidad.
El frente popular fue una consecuencia de todos contra la derecha. Anarquistas, comunistas, socialistas, republicanos, independentistas,nacionalistas periféricos, liberales y centristas. Los votantes del frente popular no votaron para que quemaran iglesias. Arte ardió a mansalva. Sólo en el área metropolitana de Barcelona. HASTA SEIS QUILOMETROS de retablos pintados fueron pasto de las llamas. Un anarquista llamado MARÍN quemó todas las iglesias del valle del Bajo Llobregat en una noche. Los anarquistas eran el grupo más pequeño del frente popular. Y el gobierno LEGAL y republicano ahí estaba en Valencia sin nadie que siguiera sus órdenes. El ejercito ahí estaba sin que nadie siguiera sus órdenes. ¿Cómo se perdió la guerra si la mayoría del ejercito permaneció fiel al orden constitucional y democrático de la Republica?Para más inri, Tarragona fue la unica archidiócesis que no dio apoyo a Franco, permaneciendo neutral y al lado del pueblo. En Tarragona es donde hubieron las mayores matanzas de clérigos, monjes y monjas en toda Espanya. Las naciones europeas dieron apoyo al gobierno fascista de Burgos. dada la jaula de grillos que fue el partido popular.En Barcelona el presidente Companys era ignorado (Esquerra Republicana fue la más votada y el baluarte de orden democrático) y los comunistas y los anarquistas tenían su propia guerra civil entre ellos. En la Plaza de Catalunya el PSUC estaba en el hotel Colón y en frente la FAI y la CNT ocupaban la telefonica. Ganaron los anarquistas, pues del hotel Colon no quedaron ni cenizas. Y la gente confundida en medio de la locura.Estas cosas no se explican, como tampoco que el golpe tuvo lugar después del asesinato de Calvo Sotelo, jefe de la oposición, que de fascista o falangista no tenía nada.En Espanya no sabemos respetar solo ir “A JODER”. Y después con la creación de la alianza con Hitler y Mussolini, Franco quedó claro, como un fascista, y tuvimos 40 años de palizas en la calle de grupos de falangistas hacia personas que hablaban catalan. Si sólo nos fijamos en los radicales de uno y otro bando, perdemos la brújula y  la nocion de la realidad.

La guerra civil espanyola no solo fue un golpe fascista contra el comunismo, No fue lo mismo que pasó en Argentina o Chile. Donde si fueron a machacar a las fuerzas políticas que claramente ganaron las elecciones. La gente votó al frente popular por la esperanza contra la derecha corrupta del trienio.

En Catalunya llaman a Ortega y Gasset facha. De chiste vaya. Lo que hizo que Catalunya se convirtiera en rica y plena en el XVIII fue precisamente la eliminacion de la Generatlitat y el caciquismo. Nos conviene un mensaje común integrador de ilusión (como la roja), pero esto está aún muy lejos.La única ventaja de una independencia de Catalunya sería una futura alianza nacional con Portugal y el resto de Espanya otra vez. Hay que pensar en positivo.
Mi abuela y mi padre presenciaron la caída de Barcelona en el 1939. Mi  padre tenía 8 años solamente pero se acordaba bien. Mi abuelo era soldado republicano y

Image

Región en la que se habla el catalán en España

no sé dónde estaba. Quizás en Francia fugándose. Sé que estuvo en un campo  de concentración, en Francia y en la cárcel en Madrid. Mi abuela que era malagueña pero una mujer grande y rubia de ojos azules, cuando Barcelona fue invadida por los fascistas, se peleó con dos soldados para poder saquear una tienda y robar unos sacos  de harina y azúcar y poder alimentar a sus hijos. Mi padre me lo contaba. Parece ser que ganó ella la pelea y logró llevarse los sacos.

[JORDI:] El ejercito de Navarra entró por el puente de Molins de Rei, que habían de volar y nadie lo hizo al final. Sin ningún tiro ni  resistencia entraron andando por Esplugas y por la Diagonal hasta el  Paseo de Gracia y de ahí a la Plaza Catalunya, ya sin PSUC ni CNT o FAI. Se arrodillaron e hicieron una misa. Muchísimos barceloneses respiraron, pero claro, NO LLEGÓ el fin de la guerra, sino el inicio de LA VICTORIA.
Copyright © 2014 Jorge Luis Carbajosa